Receta de costra de cordero con pistacho
Por Ane Goñi Salaverri 0

Receta de costilla de cordero con costra de pistacho

Tiempo de preparación:

  • Total: 55 minutos
  • Preparación: 30 minutos
  • Cocinado: 25 minutos
  • Raciones: 4 Raciones

Acerca de esta receta:

Impresiona a tus invitados con este hermoso costillar de cordero asado con pistachos. A la tradicional costra de mostaza de Dijon se le añaden pistachos dulces y con sabor a nuez, que dan al cordero un gran sabor y textura.
 Ingredientes:

Para el cordero: 2 costillas de cordero (recortadas o francesas) Sal Kosher (al gusto) Pimienta negra recién molida (al gusto) 1 cucharadita de hierbas de Provenza secas (o mezcla de hierbas italianas secas) 1 cucharada de aceite vegetal 3 cucharadas de mostaza de Dijon Para la corteza de frutos secos: 2/3 de taza de pistachos (finamente picados y tostados) 2 cucharadas de pan rallado normal (tostado) 1 cucharada de mantequilla (derretida) 1 cucharadita de aceite de oliva

Instrucciones paso a paso para esta receta de Receta de costilla de cordero con costra de pistacho

Reúne los ingredientes. Coloca una rejilla en el centro del horno y precalienta el horno a 200º C. Si hay más que una fina capa de grasa en la rejilla, utiliza un cuchillo afilado para recortarla, dejando una fina capa. Sazona el cordero generosamente con la sal y la pimienta. Espolvorea las hierbas secas sobre el cordero y presiona suavemente para que se adhieran. En una sartén grande y pesada, calienta el aceite vegetal a fuego medio-alto. Dora las costillas de cordero, de una en una, durante unos 2 minutos por cada lado, o hasta que estén bien doradas. Coloca las costillas, con el hueso hacia abajo, en una fuente de horno. Utiliza una cuchara para extender la mostaza de Dijon sobre la superficie del cordero. Esparce un poco por los lados y los extremos, pero la mayor parte de la mostaza debe quedar en la superficie superior. En un bol pequeño, combina los pistachos, el pan rallado, la mantequilla derretida, el aceite de oliva y sal y pimienta al gusto. Espolvorea la mitad de la mezcla sobre cada costillar de cordero. Una vez distribuida uniformemente, presiona suavemente con los dedos para que se adhiera a la mostaza. Asa el cordero de 18 a 25 minutos, o hasta que un termómetro de carne registre 120 F a 125 F para que esté poco hecho o 130 a 135 F para que esté medio hecho. Saca el cordero del horno, cúbrelo con papel de aluminio y déjalo reposar durante 10 minutos. a servir, corta las costillas entre los huesos y córtalas en chuletas. ¡Disfruta!

 

Consejos. Los cortes tiernos de cordero, como el costillar y las chuletas de lomo, deben cocinarse con métodos de calor seco, como el asado o la parrilla. Se recomienda que, para obtener el mejor sabor y textura, se sirva el cordero poco hecho o medio hecho. La mejor manera de medirlo es con un termómetro de carne: la temperatura interna debe ser de 120 a 125 F para un cordero poco hecho, y de 130 a 135 F para un cordero poco hecho. Recuerde que la carne seguirá cocinándose (entre 5 y 10 grados más) después de sacarla del horno (lo que se denomina cocción por arrastre). Cubrir el cordero con mostaza no sólo añade sabor sino que permite que la costra de nueces se adhiera.

0/5 (0 Reviews)