Por Ane Goñi Salaverri 0

Receta de Crème Brûlée en olla instantánea

Tiempo de preparación:

  • Total: 29 minutos
  • Preparación: 15 minutos
  • Cocinado: 14 minutos
  • Raciones: 6 Raciones

Acerca de esta receta:

La crème brûlée ha sido durante mucho tiempo un postre favorito de los restaurantes, y es sorprendentemente fácil de hacer en casa. Esta versión en la olla instantánea ofrece un método alternativo de cocinar el postre, que es una opción bienvenida si el horno está en uso. La olla instantánea también es una buena opción para un día caluroso de verano porque no calienta la cocina como lo hace un horno convencional. Al preparar la crème brûlée, prevea un período de enfriamiento y un tiempo de refrigeración de al menos 3 horas (o hasta 3 días). La cobertura de azúcar se aplica justo antes de servir. Es el postre ideal para preparar con antelación. 19 postres que puedes hacer en tu olla instantánea
 Ingredientes:

6 huevos grandes 7 cucharadas de azúcar granulada, divididas Pizca de sal 2 tazas de nata líquida 1 1/2 cucharaditas de extracto de vainilla (o pasta de vainilla) Para la cobertura 3 ó 4 cucharadas de azúcar superfino (o granulado)

Instrucciones paso a paso para esta receta de Receta de Crème Brûlée en olla instantánea

Reúne los ingredientes. Separa los huevos. Pon las yemas en un cuenco mediano para mezclar y pon las claras en un cuenco para guardarlas. Refrigera o congela las claras para utilizarlas de nuevo. Añade 4 cucharadas de azúcar granulado y la pizca de sal al bol con las yemas. Bátelo hasta que esté bien mezclado. En un cazo a fuego medio, combina la nata y las 3 cucharadas restantes de azúcar granulado. Lleva la mezcla a ebullición a fuego lento. Bate lentamente unos 2/3 de taza de la mezcla de nata caliente en las yemas de huevo. Vierte la mezcla de yemas en el cazo y sigue calentando durante unos 3 minutos más, o hasta que la mezcla cubra el dorso de una cuchara. Haz un recorrido por el dorso de la cuchara. Si los líquidos no se deslizan por el camino, está listo. Cuela la mezcla de las natillas a través de un colador de malla en una Jarra o taza medidora con pico vertedor. Añade la vainilla o la pasta de vainas de vainilla y remueve para mezclar. Divide las natillas entre seis ramequines de 5 ó 6 onzas. Cubre bien los ramequines con papel de aluminio. Vierte 1 1/2 tazas de agua en la olla instantánea y coloca el trébol en la olla. Coloca los ramequines sobre el trébede, apilándolos si es necesario. Coloca la tapa en su sitio y mueve la válvula de liberación de vapor a la posición de sellado. Elige la función de cocción a presión (alta presión) y programa el tiempo para 9 minutos. Cuando haya transcurrido el tiempo, deja que se libere de forma natural durante 10 minutos y, a continuación, gira con cuidado la válvula de liberación de vapor para liberar la presión restante. O sigue las instrucciones del fabricante para liberar la presión. Retira los flanes a una rejilla para que se enfríen por completo, y luego pásalos a una bandeja y refrigéralos durante al menos 3 horas, o toda la noche. Justo antes de servir, saca las natillas del frigorífico y quita el papel de aluminio. Espolvorea 1 1/2 a 2 cucharaditas de azúcar extrafino sobre la parte superior de uno de los flanes y dale vueltas suavemente para distribuir el azúcar por toda la superficie. Sostén un soplete de cocina a unos 5 cm de la superficie del azúcar y muévelo con movimientos circulares mientras giras el ramekin hasta que el azúcar se caramelice. Ten cuidado al girar o mover el ramekin; los bordes estarán bastante calientes por la llama. Sirve la crème brûlée al natural o añade unas bayas u hojas de menta para una presentación espectacular. ¡Disfruta!

 

Consejos. Aunque se puede utilizar azúcar granulado normal, el azúcar superfino es la mejor opción, ya que se carameliza rápidamente. Mucha gente confía en el azúcar crudo o turbinado. Un soplete, ya sea del tipo culinario pequeño o un soplete más grande de ferretería, puede hacer más que quemar el azúcar en la crème brûlée. Utiliza el soplete para carbonizar filetes, chuletas y pimientos, o para añadir picos dorados a un merengue horneado. También es una forma rápida de tostar el pan rallado o una cobertura de queso.

0/5 (0 Reviews)