Receta de salsa de crema agria fácil
Por Ane Goñi Salaverri 0

Receta de salsa de crema agria fácil

Tiempo de preparación:

  • Total: 11 minutos
  • Preparación: 4 minutos
  • Cocinado: 7 minutos
  • Raciones: 2 tazas (6 Raciones)

Acerca de esta receta:

Tanto si la salsa se utiliza para el pavo de las fiestas como para el puré de patatas de la semana, es importante que sea sabrosa y fácil de preparar. A pesar de su importancia como parte de la comida, demasiados cocineros descuidan la salsa y la dejan como algo secundario. Cuando no se presta la debida atención, la salsa puede resultar grumosa, fina o insípida. La clave para una buena salsa es empezar con un roux, que es una mezcla de grasa -en este caso, mantequilla- y harina que se ha batido hasta formar una pasta. No sólo forma una base sedosa para la salsa, sino que también la mantiene bien espesa. La técnica de elaboración del roux es más importante que la utilización de las medidas exactas de cada uno de los ingredientes, así que no dude en modificar la receta para adaptarla a sus gustos. La crema agria proporciona una textura cremosa a la salsa que es difícil de superar.
 Ingredientes:

3 cucharadas de mantequilla 1 chalote (finamente picado) 1 diente de ajo (picado) 4 cucharadas de harina 1 1/2 tazas de caldo de pollo 8 onzas de crema agria Sal y pimienta al gusto

Instrucciones paso a paso para esta Receta de salsa de crema agria fácil

En una cacerola mediana, derrite la mantequilla a fuego medio-bajo. Añade las chalotas y el ajo y cocina, removiendo, durante unos 2 minutos, hasta que las chalotas estén tiernas. Bate la harina para hacer un roux, removiendo constantemente para que se mezcle bien. Añade el caldo de pollo y sigue cocinando, batiendo con frecuencia, hasta que burbujee y se espese. Añade la crema agria y cocina, removiendo, justo hasta que la salsa esté caliente y empiece a hervir. No hiervas. Retira del fuego y añade sal y pimienta al gusto.

Consejos. Batir constantemente puede hacer que te duela la muñeca, pero es vital para que la salsa no tenga grumos. Cuando añadas el caldo al roux, viértelo lentamente y bátelo hasta que el roux esté completamente incorporado. Añade el caldo de pollo poco a poco, empezando con sólo media taza. Añade más a medida que lo necesites, en lugar de verterlo todo de una vez, lo que hará que la salsa quede demasiado fina. Calienta el caldo antes de añadirlo a la salsa. El calor permitirá que el líquido se incorpore al roux más fácilmente, lo que hará que la salsa sea más suave. Asegúrate de que, antes de añadir la crema agria, la salsa llegue casi a hervir. Quieres que el sabor de la harina se cocine. Sin embargo, una vez que hayas añadido la crema agria, baja el fuego. Llevar la mezcla a ebullición de nuevo podría hacer que la crema se cuajara. Sazona la salsa sólo al final de la cocción. La salsa se va reduciendo a medida que se va cocinando, por lo que sazonar demasiado pronto podría dar lugar a un producto final demasiado salado.

 

0/5 (0 Reviews)